Skip to content
La evolución de la marca Casio en la historia

El progreso de Casio: una historia

Todo comienza con Tadao Kashio. Un hombre de tenaz voluntad que creó una de las marcas de electrónica más importantes del mundo. Kashio nació en Japón, en la actual Nankoku una ciudad de la prefectura de Kochi, al sur del país. Fue el segundo hijo del matrimonio formado por sus padres. Kashio tiene tres hermanos Kazuo, Toshio, y Yukio que, como veremos más tarde, son fundamentales en la historia de la empresa. Estamos hablando del año 1917. Como ves, Casio ya tiene un siglo de historia. Impresionante, ¿verdad?

Kashio, al que ves en la imagen superior, comenzó su andadura trabajando en una fábrica de medallas para soldados tras terminar los estudios obligatorios. Impresionando por sus habilidades, su jefe lo alentó a especializarse y estudiar en la universidad. Siguiendo los consejos de su superior, comenzó a estudiar en la Universidad de Waseda para mejorar sus conocimientos técnicos mientras continuaba en su trabajo, en el que le presentaban continuamente nuevos retos y que superaba siempre con creces.

La primera Casio: Kashio Seisakujo

Kashio Seisakujo

En 1946 los cuatro hermanos de la familia Kashio fundaban la empresa Kashio Seisakujo. Su objetivo la reparación de máquinas emisoras de billetes de avión, aunque uno de sus primeros éxitos fueron las boquillas para cigarrillos.

Los hermanos tenían fama de ser buenos reparadores y personas responsables. Por ese motivo, les llegaban multitud de encargos para reparar. Uno de ellos fue una gran calculadora que usaban en el aeropuerto los militares que estaban apostados controlando el transporte de mercancías de Japón. Ese gran mastodonte llevó a Kashio a idear que sería mucho mejor una calculadora mucho más pequeña y fácil de transportar. Ya sabes que Casio, es mucho más que relojes. Si sigues el enlace podrás saber más sobre la historia de las calculadoras de la marca. El caso es que su gran éxito hizo que en 1949 creara la primera empresa de fabricación de calculadoras para atender la gran demanda. Japón en ese momento se estaba intentando recuperar de la destrucción que supuso para ellos la Segunda Guerra Mundial, el apoyo a la economía era fundamental. A través de estos simples aparatos, Casio hizo su contribución a la grandeza del país.

Nacen los relojes Casio, punteros en tecnología

También 1946 el fundador advierte que los relojes de mesa eran tremendamente populares entre sus compatriotas. El gran avance que surgió de la mente brillante de Kashio fue incluir en el reloj un cristal de cuarzo minúsculo. Este cristal recibía impulsos eléctricos de la batería, de esta reacción se emitía una señal a las manecillas una vez por segundo. Esta técnica fue adoptada por otras marcas japonesas de relojería y fue lo que llevó a dejar en la estacada a la industria de relojes suiza, que había liderado el mercado hasta ese momento.

Los ordenadores de Casio

En 1956 los hermanos habían estado trabajando en un ordenador y decidieron presentarlo en la ciudad vecina de Sapporo. Sin embargo, se enfrentaron a un duro obstáculo que pondría en jaque sus carreras. Cuando llegaron al aeropuerto de Haneda un empleado les comunica que deben desmontar el aparato para poder embarcarlo. Esto suponía que el ordenador no funcionase correctamente. Finalmente aceptaron y cuando llegaron a la ciudad de destino intentaron en vano ponerlo en marcha. Sin embargo, su fama de formales les salvaría pues un año después la empresa Uchida Yoko pide revisar el ordenador e interesados por sus prestaciones deciden comprar los derechos de venta exclusiva. Además, los hermanos ya tenían fama por su fabricación en serie de calculadoras. De esta manera, traducen el nombre de la empresa al inglés, con claras intenciones de exportación al extranjero, y así nace CASIO Computer Co., Ltd., la empresa tal como la conocemos actualmente.

Las innovaciones no hicieron más que comenzar. Su gran aportación al mercado fueron las pequeñas calculadoras de sobremesa, tras lo cual aplicaron esa tecnología a objetos pequeños. Esta será en adelante su marca habitual, crear productos electrónicos portables y que resulten útiles. Siguiendo esta lógica no es extraño pensar que Casio sea una de las marcas líderes en relojería.

Un reloj que no solo da la hora

Ya convertidos en líderes en la fabricación de relojes, que entusiasmaron al gran público, en 1976 crearon un reloj digital de pulsera que tenía diez funciones adicionales. Este fue el primer reloj de la historia de la humanidad con esta características. Imagina la revolución que supuso esto. Todas las marcas querían repetir la hazaña y mejorarla. De esa manera contamos actualmente con un mercado tan competitivo y variado en cuanto a estos accesorios se refiere. En 1980 llegó otro gran éxito de la marca que incluso hemos visto en el cine. No es otro que el reloj con calculadora electrónica integrada que arrasó en esta década.

Desde ese momento, Casio ha estado trabajando en crear relojes deportivos a la vez que funcionales. Ha prestado una gran atención a la creación de relojes irrompibles que presentan al usuario una experiencia completa que lo acompaña en su día a día, en los trabajos más peligrosos y en su prácticas deportivas. Prueba de ello son las líneas BABY-G, G-SHOCK y PROTREK.